Como conservar mi empleo...

miércoles, 23 de octubre de 2013
¿Qué puede hacer usted para reducir la posibilidad de que se le despida en caso de que la empresa para la cual usted trabaja tenga que reducir la cantidad de sus empleados?
 

Muestre interés
En primer lugar, trate de ver la empresa para la cual usted trabaja desde el punto de vista de su patrón. ¿Cómo puede hacerse eso? Bueno, para él la empresa es muy importante. Por eso él se siente agradecido cuando usted se interesa sinceramente en el bienestar de ésta. Esto significa mostrar interés no solo en el trabajo mismo, sino también en la propia conducta de usted y cómo ésta afecta a la empresa.


Llegar a tiempo
El interés sincero en el bienestar de la empresa se muestra mediante llegar al trabajo a tiempo y estar listo para cooperar en tiempos de necesidad, como cuando se requiere rendir horas extraordinarias de trabajo o cuando es necesario hacer tareas humildes. Los que se preocupan excesivamente por el tiempo o por una compensación muestran que su corazón no está en el trabajo. Tenga presente que por lo general se remunera bien el trabajo que se hace de buena gana y bien.
¿Cómo pudiera usted mostrar interés en la empresa durante períodos de poca actividad en su departamento? Quizás su sección necesite limpieza. O quizás usted pueda hablar con su supervisor y ofrecer sus servicios para ayudar en otro departamento. 


Los patronos aprecian a los trabajadores que se dan cuenta del trabajo que tiene que hacerse y que toman la iniciativa de hacerlo. Por ejemplo, se observó que en una pequeña heladería había tres muchachas atendiendo a los clientes. Sin embargo, frente al mostrador había muchos vasitos de helado usados, y por el suelo había papeles regados que daban una apariencia desagradable al lugar. Si usted fuera el dueño, ¿no hubiera agradecido el que una de las muchachas, aunque no se le hubiera empleado para que hiciera la limpieza, hubiera tomado la iniciativa de limpiar de allí los vasos y papeles? Ciertamente el que ella hubiera mostrado esta clase de interés en la apariencia general de su zona de trabajo no le habría pasado desapercibido al dueño, tal como el revoltijo en el suelo no pasó desapercibido a los clientes.
 

Sea parte de la solución
Por lo general los patronos tienen bastantes problemas con el personal, especialmente en empresas grandes. No contribuya a estos problemas. Sea una fuente de paz, no de disensión.
Si surge un problema inesperado con relación a su trabajo, piense en términos de soluciones. ¿Qué pudiera hacer usted para ayudar a resolver el problema? Y si recibe instrucciones en cuanto a cómo resolverlo, siga estas instrucciones cuidadosamente.
Sí, el ser parte de la solución y no del problema es ciertamente una buena inversión con relación a conservar su empleo.
 

La honradez y la cortesía valen la pena
Si usted tuviera su propio negocio, ¿le gustaría tener empleados en quienes pudiera confiar? Su patrono piensa de esa manera. Por lo tanto, sea honrado para con él, aun en asuntos pequeños.
Por ejemplo, nunca lleve a su hogar sin permiso nada que pertenezca a la empresa. Algunas personas tratan de justificar el robo al decir: ‘Pero ellos ya no usan este material,’ o: ‘La empresa es rica, y no va a echar de menos esto.’ Recuerde, el ser honrado es siempre el derrotero correcto. El que usted sea honrado puede ser lo decisivo en cuanto a si usted ha de perder su empleo o conservarlo.

0 comentarios:

Canción Para Reflexionar...Tiempo para amar

Entradas populares

ir arriba